Comentarios: 0

España consiguió su séptima victoria en otros tantos partidos ante, a priori, el rival más complicado de su grupo, la República Checa. Los nuestros ya estaban clasificados para la Eurocopa del próximo año, pero volvieron a demostrar su absoluta superioridad ante un equipo que se jugaba el segundo puesto del grupo que da acceso a la repesca. Los números de los nuestros son espectaculares: invictos y 23 goles a favor y tan solo 5 en contra. Además, los 10 puntos de diferencia respecto al segundo del grupo dejan bien claro el paseo que ha sido la clasificación para los de Vicente del Bosque.

Republica-Checa-España

El partido es también motivo de alegría, ya que, lejos de algunas decepciones en partidos amistosos, los nuestros siguen mostrando su mejor nivel en los partidos oficiales. El próximo año defenderemos en Polonia y Ucrania el título continental y, nuevamente, somos los grandes favoritos, aunque siempre teniendo el máximo respeto y precaución ya que en la cita europea nos enfrentaremos a algunas de las mejores selecciones del mundo que también estarán en tan importante cita.



España demostró desde el primer minuto en Praga que iba a por el partido y no venía de paseo. Demostrando el juego de toque y control que tantos éxitos nos ha dado en los últimos años, el juego pasó a ser de absoluto dominio español, acaparando toda la posesión y con los checos corriendo detrás del balón impotentes. El cuadro técnico checo se ve que no conoce mucho a la selección campeona del mundo, porque estableció un sistema táctico que favorecía claramente nuestros intereses. En vez de presionar, nos esperaban en su campo, lo que facilita que los nuestros puedan tocar tranquilamente hasta encontrar la ocasión clara. Los checos se suicidaron desde el primer minuto, y así a los 6 minutos llegaba el primer gol de España, tras aprovechar Mata un gran pase de Xavi. Y a los 22 minutos llegaba el segundo gol, obra de Xabi Alonso a pase de un gran Silva.

El resto del partido no tuvo casi historia, España pudo haber hecho varios goles más, pero tampoco quiso forzar ante una desconocida R.Checa. El susto del partido (pudo ser mucho mayor) fue la pequeña lesión de Xabi Alonso al recibir una durísima entrada de Hubschman.

El martes España pone punto y final a la fase de clasificación contra una Escocia que se juega la vida y, si gana, se clasificaría para la repesca. España ha cumplido con matrícula.

Por:

Etiquetas: España, Torres, Xabi Alonso
Categorías: General, selección

 Comentarios: 0

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: